Spanish - Term 3, 2020

Cultura en la clase de idiomas 

Aquellas personas que piensan que ser profesor de idiomas es coser y cantar, que es fácil, no son conscientes que una de las mayores dificultades a las que se enfrenta este profesor es el presentar y enseñar la cultura del idioma que se está aprendiendo en clase; la lengua refleja la cultura y al adquirir una lengua nos sumergimos en otra cultura, que puede ser muy cercana a nosotros o tan ajena que hasta aprender el alfabeto nos parece un mundo de alienígenas. Además, en más de una ocasión, por muy cercanos que nos sintamos a nueva cultura, nos podemos sentir intimidados por mínimos detalles que nos hacen darnos cuenta de que tampoco los conocemos en nuestra cultura.  

Los motivos que nos hacen ver como tarea casi imposible incluir de manera sistemática la enseñanza de la cultura en el día a día en el aula son infinitos, pero podríamos destacar, junto la amplitud del currículo a enseñar y los exámenes, el nivel de confianza en sí mismo que pueda tener el profesor a la hora de compartir lo que sabe con los alumnos, y el escepticismo de estos ante algo nuevo y distinto a lo suyo. 

Afortunadamente en Nueva Zelanda, el aprendizaje de idiomas se considera un medio para comunicarse con personas de otras culturas, a la vez que, también, es el camino para explorar la esfera personal de cada uno. Esta particularidad del currículo neozelandés facilita ver el que la lengua es el espejo de las costumbres del país donde se habla. Costumbres, que pueden variar ligeramente de lugar en lugar, aunque se hable español; no es lo mismo un alfajor en Argentina, Chile o Perú que un alfajor en España; en todos los casos son dulces, pero mientras que en América Latina suele comerse todo el año, en el segundo generalmente es un manjar navideño, sobre todo típico del sur. 

Quizás, nuestro objetivo como profesores cuando pensamos en como acercar y enseñar cultura, es orientar y proporcionar a los alumnos conocimientos y estrategias para que comprendan ésta, a la vez que les ayude a no sorprenderse negativamente y acabar rechazando lo que es ajeno a su entorno. De esta manera, lograremos que más de un estudiante sienta curiosidad por las uvas que se comen el 31 de diciembre o la piñata que se rompe en las fiestas de cumpleaños, y decida, tarde o temprano, que le gustaría pasar recibir al año nuevo en el futuro comiendo las uvas en un país donde se hable el español, celebrando con sus amigos del país el año que llega. O con mucha suerte, estudiar, español en la universidad y ser profesor como nosotros.

Cuando nos plantemos que aspecto cultural a enseñar en una sesión, puede servirnos de punto de partida en reflexionar sobre la utilidad de lo que queremos enseñar y cómo podemos aprovecharlo en otras sesiones de clase, así como útil puede ser para la vida del alumno; por lo que es conveniente contextualizar tanto en el tiempo como en la temática lo que consideramos importante que sepan. En otras palabras, combinar la gramática y el vocabulario con el contenido cultural que queremos mostrarles, equilibrando el peso de todos estos elementos. 

Personalmente creo que, una de las actividades que puede ayudar a eliminar los estereotipos culturales y proporcionar datos culturales de manera sencilla, son las llamadas capsulas culturales, donde se practica conjuntamente, a través de la lectura, el contraste de costumbres y adquisición de nuevos conocimientos. Estas capsulas que consisten en descripciones en las que se presentan diferencias entre la cultura del alumno y la del idioma que aprendemos, tienen variada complejidad o tamaño (uno, o dos o tres párrafos máximos, con contenido acorde con el nivel que se enseñe). También pueden ser pequeñas escenificaciones y role plays que, con el objeto de solucionar malentendidos culturales, igualmente añadan nueva información de un aspecto cultural concreto. Se pueden trabajar las capsulas tanto a nivel individual como en parejas o pequeños grupos, y por qué no, animar a los estudiantes a que creen sus propios textos sobre los contenidos vistos u otros que les interesen y hayan previamente investigado.  

Y quién sabe, igual alguno de nuestros alumnos pasa de escribir capsulas, de especializarse en microrrelatos y novelas y en el futuro, ganar los premios Princesa de Asturias y  el Nobel de Literatura, o el premio Planeta, algo que serviría para demostrar a los incrédulos que  dedicarse a los idiomas sí tiene futuro.  

    

Webs para los que les apetezca más sobre lo comentado:

https://www.elmejornido.com/es/recetas/alfajores-137816 - - para quien este interesado en leer sobre alfajores

https://secondaryspanishspace.com/how-to-incorporate-culture-in-your/ - breve artículo con ideas para presentar la cultura en clase

https://www.tesol.org/connect/tesol-resource-center/search-details/activities/2013/08/23/american-culture-capsules - - un ejemplo de capsulas culturales

https://www.premiosprincesa.es/ - - premio Princesa de Asturias

http://www.premioplaneta.es/ - Premio Planeta

Artilce by Clara Gómez Jimeno, National Spanish Adviser for Future Learning Solutions - Centre for Languages